Contáctanos

    Eres agente de viaje?SiNo

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y términos del servicio de Google.

    Viajando solo en Cunard

    Adueñarse de una cabina propia, recibir diariamente un programa para sumergirse en innumerables actividades las 24 horas con la oportunidad para socializar y conocer nuevos compañeros de viaje.

     

    Las ventajas son realmente muchas a la hora de pensar en navegar solo a bordo de Cunard.

    Para quienes estén buscando recargar sus baterías o encontrar cantidad de nuevos amigos, viajar solo en un crucero puede convertirse en las vacaciones perfectas.

    Todos encontrarán actividades gratuitas para disfrutar en todo el barco, incluyendo cafés matutinos y recepciones con bebidas específicamente para viajeros solos. Comer en una mesa compartida con otros pasajeros del crucero también es una opción, de igual manera para quien prefiera hacerlo solo. Durante los días de puerto cada pasajero podrá explorar en tierra de forma independiente, organizar su salida con otros que también viajan solos, o bien sumarse a algunas de las excursiones organizadas para pequeños grupos.

    Uno de los placeres de navegar solo con Cunard es la variedad de opciones gastronómicas que es posible encontrar a bordo, la mayoría de las cuales están incluidas en la tarifa. En cada uno de los menús encontrarás platos de autor inspirados en los destinos por los que navegan los barcos. Y, aunque siempre habrá una mesa reservada para cada persona en el restaurante principal, la elección de dónde, con quién y cuándo comer es totalmente personal, al igual que la opción de comer solo o con los compañeros de viaje. Simplemente deberá informar al equipo de atención al público cuando tengas ganas de compañía y con gusto será acomodado en alguna mesa compartida.

    Cuán formal (o de hecho informal) elijas disfrutar de una cena también entra en las preferencias de cada viajero. Los barcos ofrecen una variedad de estilos gastronómicos: desde restaurantes a la carta y un buffet de autoservicio, hasta clásicos gastro pub y parrillas al aire libre. Entre las 3:30 p. m. y las 4:30 p. m. todos los días, podrán disfrutar de bocadillos y piezas exclusivas de pastelería durante el servicio del té de la tarde. El bufé de medianoche, abierto a partir de las 23:30, ofrece chocolate caliente y galletas para ayudarlo a relajarse por la noche y, si se despierta con hambre, nuestro servicio de habitaciones gratuito las 24 horas está siempre disponible.

     

    Cabinas para viajar solos

    Al igual que el resto de las cabinas, cada habitación a bordo cuenta con servicio a la habitación las 24 horas, artículos de tocador Penhaligon’s de cortesía y una botella de vino espumoso a modo de bienvenida. Cuando se trata de encontrar un hogar lejos del propio, a bordo de cualquier de las reinas de Cunard podrán encontrar espaciosos camarotes individuales, con una gran cantidad de detalles de lujo que mejorar en tiempo vivido en el mar.

    Cunard ofrece cabinas individuales que satisfacen todas las necesidades de los viajeros, y también existe la opción de reservar algún camarote doble Britannia pagando un suplemento por uso individual, para quienes prefieren un poco más de espacio.

     

    Cabina single balcón - Cunard
    Cabina single balcón – Cunard
    • Comparte