Contáctanos

    Eres agente de viaje?SiNo

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y términos del servicio de Google.

    Galletas alemanas de miel navideñas

    Una de las clásicas galletas navideñas que se realizan por tradición cada año en muchos países de Europa. Se les suele colocar una cinta y, antes de servirse en la mesa, se utilizan para decorar los árboles. Su nombre original en alemán es Lebruchen

     

    Ingredientes

    • Para  60 galletas (masitas) medianas
    • 160 g miel
    • 120 g azúcar
    • 50 cc agua
    • 1 huevo
    • 10 g de bicarbonato de sodio
    • 50 cc leche
    • 450 g harina
    • 10 g canela en polvo
    • 1 cucharadita de  especias para repostería

     

    Para el glasé de decoración

    • 3 claras de huevo
    • 480 g de azúcar en polvo (glas)
    • 1 cucharadita de zumo de limón
    • Colorantes para alimentos

     

    Preparación

    • Colocar en recipiente apto para llevar al fuego (una pequeña olla) la miel, el azúcar y el agua.
    • Calentar hasta que suelte el primer hervor. Dejar entibiar a temperatura ambiente.
    • Disolver el bicarbonato con la leche.
    • Hacer una corona con la harina, las especias y la canela. En el hueco colocar el huevo, la preparación de miel y  el bicarbonato disuelto.
    • Unir todos los ingredientes hasta formar una masa pegajosa.
    • Envolver en un film y guardar en heladera 24 horas mínimo antes de utilizar (puede estar hasta 7 días en heladera)

    Para hacer armar 

    Estirar la masa sobre la mesada o encimera apenas enharinada.

    Cortar las formas con cortapastas y colocar sobre placa una plata con manteca untada (enmantecada).

    Llevar a horno 170 ° C por 10 a 12 minutos.  Las galletas salen del horno, blandas y endurecen después.

    Dejar que enfríen y pintar o decorar con glasé real

    Estas galletas se pueden conservar en latas herméticas hasta 1 mes, así se vuelven más tiernas por efecto de la miel.

     

    Decoración.

    • Comenzar a espumar, batiendo, las claras, y agregar una cucharada de azúcar. Añadimos de a poco todo el azúcar.
    • Luego añadimos el jugo de limón (o algún saborizante) y el colorante.
    • La textura debe ser cremosa, ligueramente compacta. Dejar reposar unos 30 minutos, tapado, en la nevera.
    • Transcurrido el tiempo de reposo ya se puede utilizar para decorar utilizando boquillas y manga pastelera.
    • El glaseado se puede congelar sin problema y conservar hasta tres meses. En caso de prepararlo con antelación se debe pasar del congelador a la nevera un día antes de utilizar.

    Basada en la receta del pastelero Osvaldo Gross.